Noticias

Los Servicios Energéticos como oportunidad de negocio en Extremadura’

La Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE), con la colaboración del Cluster de la Energía de Extremadura, organiza el próximo día 21 de noviembre en Badajoz la I Jornada ESEX bajo el título ‘Los Servicios Energéticos como oportunidad de negocio en Extremadura’.
 
El Hotel Badajoz Center acogerá esta jornada gratuita de formación y orientación en el nuevo modelo de negocios de servicios energéticos para pymes, autónomos y empresas del sector y construcción.
 
A las 9:30 horas, el director general de Industria y Energía del Gobierno de Extremadura, Juan José Cardesa, y el vicepresidente y coordinador de la Comisión de Eficiencia Energética del Cluster de la Energía de Extremadura, Claudio Gutiérrez, inaugurarán la jornada y darán paso a la primera ponencia, a cargo del presidente de ANESE, Rafael Herrero, titulada ‘¿Qué es el modelo ESE? Retos y barreras que afronta el sector’.
 
En torno a las 12:15 horas, el presidente de ANESE Andalucía Juan Carlos Cuadrado, tomará la palabra para exponer las ventajas del modelo ESE y el desarrollo de proyectos de eficiencia y rehabilitación energética en Extremadura como nuevas oportunidades de negocio.
 
Finalmente, alas 14:00 horas se dará a conocer el programa de ayudas disponible en esta área, de la mano del jefe de Planificación de la Dirección General de Incentivos Agroindustriales y Energía.
 

Una residencia de ancianos cubre sus necesidades energéticas con una instalación de biomasa

El pasado mes de junio una residencia de ancianos de nueva construcción en Matamala de Almazán (Soria) ponía en marcha dos calderas de biomasa KWB con las que cubrirán las necesidades energéticas de calefacción y ACS de su instalación.
 
La biomasa sigue ganando terreno a los combustibles fósiles y las obras de nueva construcción apuestan cada vez más por sistemas alternativos para cubrir sus necesidades energéticas. Así, la nueva Residencia de ancianos de Matamala de Almazán en Soria ha optado por instalar dos calderas de biomasa KWB modelo Multifire USV ZI 100, para atender la demanda de agua caliente sanitaria y calefacción del edificio, una instalación de 200 kW para una superficie de 2.000 m2, que se calienta mediante suelo radiante.
 
El silo de combustible cuenta con un agitador de lamas de acero flexible de 4,5 m de diámetro, siendo la capacidad total de almacenamiento de más de 55 m3, donde se pueden almacenar aproximadamente 11 toneladas de astillas, que es el combustible a utilizar. En este volumen se podrían almacenar hasta 33 toneladas de pellets. El agitador es común a ambas calderas, contando cada una de ellas con su propio canal y tornillo sinfín para el transporte del combustible desde el silo hasta la caldera.
 
Las calderas llevarán un control secuencial para evitar que el desgaste de una de ellas sea mayor, de manera que cada semana se alterna cuál es la caldera “máster”, es decir, la que funciona a mayor carga.
 
En la sala de calderas se ubican, además de las dos calderas KWB Multifire, un depósito de inercia de 4.000 litros y un depósito de agua caliente sanitaria de 2.000 litros.
 
El ahorro previsto para esta instalación, comparando con el gasto que supondría la utilización de gasoil, es de más de 22.000€ al año, puesto que el coste anual de la astilla es de aproximadamente unos 7.500€, mientras que el coste del gasoil ascendería a unos 30.000€ anuales. En 20 años, utilizando gasóleo se hubieran gastado casi 1.250.000€, mientras que utilizando astillas se gastarán tan sólo 334.000€.
 
Se estima una producción energética anual de unos 300.000 kWh y se prevé la amortización de los equipos en unos 2 o 3 años.
 
Respecto a las emisiones de CO2 evitadas, siguiendo con la comparación del uso de gasoil frente al de la astilla de madera como combustible, se evitarán más de 100 toneladas de CO2 al año.
 
La instalación es obra de ATHECOLL SYSTEMS S.L.U., empresa instaladora ubicada en Tomelloso (Ciudad Real).
 

El GobEx afianza su apuesta por la biomasa y recalca la disponibilidad de 41 millones de euros para financiar proyectos de eficiencia energética

El Gobierno de Extremadura apuesta claramente por la biomasa como estrategia energética, medioambiental, de desarrollo rural y empleo, que se va a canalizar a través del Plan de Bioenergía de Extremadura 2014-2020, del que presentará un avance antes de que termine este año.

Así  lo manifestado el director general de Incentivos Industriales y Energía, Juan José Cardesa, que ha inaugurado la I Feria de Contactos del Mercado de la Biomasa, organizada por el Ejecutivo regional, y que se celebra hoy y mañana en el marco de la Feria Internacional Ganadera de Zafra 2013.

Estas jornadas técnicas se enmarcan dentro del proyecto Altercexa, iniciativa de cooperación transfronteriza en materia de energías renovables entre las regiones portuguesas de Centro y Alentejo y Extremadura, en la que se está analizando la viabilidad técnico-económica de implementar en centros de las administraciones públicas soluciones innovadoras de generación térmica a partir de fuentes renovables, entre otras, la biomasa.

“La bioenergía es empleo, es desarrollo rural, es sostenibilidad y son ahorros, energéticos y económicos; de ahí que el desarrollo de la biomasa resulte estratégico para la región y el Gobierno de Extremadura apueste por este desarrollo a través del Plan de Bionergía de Extremadura”, ha señalado.

Este plan pretende desarrollar un modelo de bioeconomía en las zonas rurales, generar empleo y actividad en torno a la cadena de valor de la biomasa; y hacer de la bioenergía un mercado organizado, sólido y estable.
 
Otra cuestión importante, ha insistido Cardesa, es reducir los consumos y costes energéticos de los diferentes sectores productivos de la economía extremeña. Para ello, se van a establecer planes de acción, de financiación y de evaluación y seguimiento.

MEDIDAS YA EN MARCHA

El director general ha recordado que la Administración autonómica ya ha puesto en marcha varias medidas para favorecer el desarrollo de la biomasa en Extremadura. Por un lado, ya está muy avanzada la normativa ambiental que regulará la declaración de cultivos energéticos forestales, al tiempo que creará un registro oficial de estos cultivos en Extremadura, con el objetivo último de promover y potenciar el adecuado aprovechamiento energético de la biomasa forestal.
 
Por otra parte, ha subrayado la aprobación de 50 millones de euros entre los años 2013 y 2015 para incentivos agroindustriales, con una ayuda de hasta el 40% para la financiación de proyectos, “pretendiendo con ello que la financiación de actuaciones propias de biomasa térmica o biogás aplicadas al sector de la industria agraria y agroalimentaria extremeña pueden verse, por la vía de este plan de incentivos, muy favorecidas, y en consecuencia, dar un impulso al desarrollo de la biomasa en un sector tan importante como el agroindustrial”.

Asimismo, ha manifestado, se ha establecido una línea de ayudas a la financiación para la ejecución de instalaciones de energías renovables del tipo biomasa, solar térmica o híbridas, para empresas tanto del sector turístico como del sector agroalimentario.

Está dotada con 400.000 euros, y según las estimaciones que maneja la Dirección General de Incentivos Agroindustriales y Energía, se podrían atender más de 50 actuaciones con una inversión total asociada de más de 3 millones de euros.

A estas ayudas se pueden acoger no sólo los titulares de los establecimientos turísticos o de las industrias agroalimentarias, sino también empresas de servicios energéticos a través de las cuales se realicen las inversiones.

En esta misma línea, el Gobierno extremeño está acometiendo varias sustituciones de calderas de gasoil por calderas de biomasa, en el marco de varios proyectos, como es el caso de los Centros de Formación del Medio Rural de Navalmoral de la Mata y de Don Benito, con inversiones de 500.000 euros. Actuaciones que tendrán continuidad en más dependencias de la Administración regional.

Cardesa ha recordado la importante fuente de financiación que supone el Fondo JESSICA-FIDAE, Fondo de Inversión en Diversificación y Ahorro de Energía constituido por el IDAE y el Banco Europeo de Inversiones y gestionado por BBVA, que con una dotación de 41 millones de euros para Extremadura va a permitir de aquí a 2015 financiar proyectos de eficiencia energética y energías renovables en los sectores de la industria, del transporte, de los edificios e infraestructuras de servicios públicos relacionadas con la energía, “en unas condiciones muy favorables”.

Por ello, ha hecho un llamamiento especial sobre la disponibilidad de este instrumento financiero para que cualquier proyecto relacionado con la biomasa, con las energías renovables o con la eficiencia energética, en el que actualmente se esté trabajando o promoviendo, lo presenten a la Dirección General de Energía para conseguir una financiación en condiciones muy ventajosas.